Review: Seche Vite vs Poshé ¿Cuál es mejor?

Muchísima gente me ha hecho esta pregunta a lo largo de todos los meses que llevo con el blog. ¿Cuál es mejor top coat, Seche Vite o Poshé? Ya os he adelantado que Seche Vite lo dejé de usar y ahora estoy con Poshé, por lo que os imaginaréis ya por dónde van a ir los tiros. 

  1.    Descripción general: ambos son top coats de muy buena calidad que tratan de secar rápido la manicura y buscar un efecto de brillo máximo, casi apariencia gel. (No sabéis cuáaaantas veces me preguntaron cuando llevaba la manicura con perlitas que si eran uñas de gel…
   2.     ¿Cómo funcionan?: Estos top coats funcionan de modo que crean una sola capa de todo lo que llevas sobre la uña. Me explico: Si llevas base coat, una capa rosa, unas líneas verdes y encima 5 lunares amarillos, al poner estos top coats hacen que todas esas capas se transformen en una sola. Así se vuelven más elásticos y resistentes y hacen que sean más duraderos y que no salte el esmalte.
   3.     Formato: Ambos vienen en botellitas de cristal transparente con tapón negro y tienen 14 ml cada uno. El pincel de Poshé es algo más grueso y llega prácticamente al final del bote, algo de agradecer puesto que el pincel del Seche Vite se queda sobre unos 5mm sobre el fondo y es imposible de coger lo que queda al final. 
   4.     Fórmula: Las dos son muy parecidas: al principio son bastante líquidas pero conforme vas usando el top coat se va poniendo más y más espesa. El Seche Vite Vite noté que se espesó bastante cuando llevaba gastado 1/3 del producto y quedó inutilizable cuando llegué a los 2/3 del producto. Con Poshé no estoy notando lo mismo y llevo usado la mitad del bote, sí que se ha espesado un poco pero sirve igualmente, se puede usar. Actualizaré este apartado más adelante.
 
   5.     Ingredientes: Ninguna de las dos marcas testan en animales, ¡punto para las dos! Seche Vite lleva Tolueno (de segundo ingrediente) mientras que Poshé es 3-free: libre de tolueno, formaldehído y ftalatos de dibutilo. 
   6.     Secado: No he notado grandes diferencias entre uno y otro en este aspecto. Quizá Poshé seque un poco antes pero nada significativo. Los dos secan el esmalte superficialmente en menos de 2 minutos y completamente en menos de 7. ¡Una maravilla!
   7.     Acabado: De nuevo no hay casi diferencias… Este tipo de top coat unifica todo lo que haya debajo, de modo que si hay alguna ralla, una imperfección pequeña, diferentes texturas, etc, hace que parezca que es una única imagen, como si hubiéramos pegado una pegatina con el resultado final del diseño. ¿Os parecen increíbles los acabados de algunas manicuras de las chicas de los blogs? El mayor responsable es el top coat, ¡os lo digo yo!
   8.     Duración: Definitivamente aquí Poshé es el ganador, porque me duran las manicuras 8 días intactas (IN-TAC-TAS) y me las quité por aburrimiento, ¡igual hasta hubieran durado mucho más!  Sin embargo con Seche Vite lo normal es que me duraran 5 días intactas. 
   9.     Precio y tiendas: Yo no conozco ninguna tienda física donde encontrarlos (si alguna sabe que lo comparta con las demás en comentarios 😀) así que siempre los he adquirido por internet, a páginas o vendedores de EEUU. Yo los he comprado por eBay a distintos precios según lo tenga el vendedor o esté el cambio del dólar al euro. Actualmente lo más barato que encontré es el Seche Vite está a 6’50€ y Poshé a 6’85€, por lo que no hay una diferencia de precio muy significativa.
   10.     Efecto colateral 1: En mi guía de cuidados os comenté que dejé de usar Seche Vite porque me afectaba mucho al aparato respiratorio: me costaba respirar, me asfixiaba durante las siguiente 24 horas, notaba los vapores tóxicos en mis pulmones… Quizá sea que soy muy sensible o que no esté de salud todo lo bien que debiera, pero lo notaba tanto que elegí cesar su uso. ¿Salud o uñas bonitas? Yo lo tuve claro 🙂
   11.     Efecto colateral 2: Seche Vite tiende a encoger los esmaltes… es decir, por la zona lateral y de la cutícula tiende a disminuir el esmalte en esa zona, por lo que se ve parte de la uña. Si no ponemos suficiente topcoat por la punta también puede pasarnos… Esto yo lo noté desde el principio, pero no me molestaba.
 
   12.     Efecto colareral 3: Como ya he comentado más arriba, cuando llevas cierto tiempo usando Seche Vite se queda tan espeso que es imposible de usar, por lo que hay que comprar un diluyente con el que hacerlo más líquido: el Seche Restore. El problema está en que es un diluyente específico para él que nos vende la marca Seche (son poco listos eh?) y que vale 7’62€ actualmente en eBay. Yo me lo compré tras buscar mucha información por internet y leer bastantes reviews, y el motivo decisivo fue que también sirve para diluir otros esmaltes que van quedado secos, por lo que lo tengo ‘de reserva’ por si alguno se me pone demasiado espeso. Y para colmo no queda igual el Seche Vite. Le alarga la vida, sí, pero el resultado y el efecto ya no es el mismo.
VALORACIÓN FINAL: Mi ganador es Poshé, porque dura más, porque no me afecta negativamente a la salud y porque -de momento- no he tenido que pagar otros 7 euros por un diluyente para él. ¿Merece la pena pagar 14 euros cuando podemos encontrar top coats más baratos y mejores? Yo creo que no. ¡Larga vida al top coat Poshé!
***
   Nota importante:     No a todo el mundo le funciona bien este tipo de top coat. Hay muchas personas que dicen que el esmalte se levanta entero como si fuera una pegatina. A mi esto no me ha pasado nunca, pero -al igual que la piel- cada uña es un mundo y no a todas nos funciona todo por igual.
   Consejo:     Que lo probéis, el que más os haya convencido de los dos. No son top coats caros para la calidad que tienen y si os va bien os prometo que ganaréis un montón. Sino, siempre lo podéis regalar a alguien que le saque más utilidad.

Deja una respuesta